Soñemos que me quieres y te quiero…

de

“…en esa esquina te tomé de la cintura y, sin música, sin ritmo, empezamos a bailar.”

Anuncios